1. Artritis: Vive feliz
  • Artritis: Vive feliz

    05 marzo 2017

    Manejar el estrés puede ayudarte a vivir feliz.

    Cómo manejar el estrés y hacerle frente a la artritis.

    Un resfriado o gripe puede derrumbarte. Pero saber que estas enfermedades son temporales pueden ayudarte a superarlo. Inconveniente, sí. ¿Pero te cambian la vida? No es probable. Por eso una enfermedad crónica, como la artritis, es diferente. Puede afectarte todos los días, el resto de tu vida. Puede ser disruptiva. Puede causar enojo o depresión. Incluso puede cambiar tu aspecto físico. Todo esto puede causarte estrés, y el estrés puede hacer que todo tu cuerpo se sienta peor. Entonces, ¿cómo puedes hacerle frente a la artritis y estresarte menos? Aquí encontrarás algunas formas que te pueden ayudar.


    • Permanece tranquilo

      Los estudios han encontrado que la meditación consciente puede ayudar a mejorar el estado de ánimo, reducir la angustia y dolor. Mientras meditas, concéntrate en vivir en el momento. Respira profundamente. Forma imágenes mentales de lugares o situaciones que encuentres relajantes. También puedes tratar de incorporar actividades relajantes en tu itinerario semanal: Llama o visita a un amigo de confianza, lee en el patio o ve una película. Y conoce tus límites; ¡debes evitar sobrecargarte! Podría ser tentador hacer actividades energéticas algunos días, pero es importante tomar un descanso por tu propio bienestar. Escuche a tu cuerpo. Se amable y compasivo contigo mismo. Toma una siesta si estás cansado. Aprende a decir “no”.


    • Realiza cambios al estilo de vida

      Cuando los síntomas se agudican, no los sufras sin hacer nada; busca soluciones. Simplifica tu vida tanto como te sea posible. Si te duelen las manos al escribir, busca un software de reconocimiento de voz para tu computadora portátil. Si cortar el césped es doloroso, contrata a alguien para que se encargue. Y hay otros cambios de estilo de vida que pueden hacer una gran diferencia. Por ejemplo, si tú fumas, puede ser tentador encender uno cuando te sientas tenso o tengas dolor. Pero los estudios han encontrado que fumar puede empeorar la artritis y puede hacer que la medicina sea menos efectiva. Ahora es el momento de dejar de fumar, sentirte mejor y estar activo. El ejercicio también puede reducir el dolor y la tensión, mejorar el humor y ayudar a mantener las articulaciones móviles. Prueba el entrenamiento muscular, yoga, tai chi o fisioterapia.


    • Busca apoyo

      Acepte la ayuda de familiares y amigos. Comparte tus pensamientos y sentimientos con personas cercanas a tí, un terapeuta, un grupo de apoyo o tu médico. Puedes aprender nuevas maneras de afrontar el estrés en el trabajo y en el hogar, así como explorar temas más profundos. Según los estudios, los grupos de apoyo pueden incluso ayudar a reducir el dolor. Y tener una buena relación con tu reumatólogo es esencial. Desarrolla una relación honesta. Aclara tus metas y opciones de tratamiento. Prepárate para tus visitas al consultorio: se organizado, haz listas, ten preguntas preparadas y usa un calendario para registrar las citas. Tu también puedes convertirte en tu propio experto en artritis; cuanto más sepas, más preparado estarás para manejarla. Lo cual, a su vez, disminuye el estrés. La "Arthritis Foundation" es un gran recurso que proporciona información sobre síntomas, tratamientos, consejos de la vida diaria, acondicionamiento físico y nutrición.


    • Encuentra tu alegría

      Concentrarte en lo positivo de la vida te ayudará a ver lo maravillosa que es realmente tu vida y a mantener una mayor sensación de felicidad. Decide conservar tu sentido del humor y mira cómo una actitud positiva puede cambiar tu estado de ánimo, tu mentalidad y, probablemente, todo tu día. Incluso puedes considerar trabajar como voluntario. Según un estudio de Harvard Health, el voluntariado puede reducir el estrés. Ayudar a los demás trae buenos sentimientos, aumenta la autoestima y te ayuda a sentirse más conectado. También puede distraerte de tus problemas y aumentar la actividad física. Recuerde, es importante hacer tiempo para la diversión y planear actividades que disfrutes, así que ve al teatro, baila sin parar en un concierto de verano o escápate un fin de semana.